Energías fósiles: Qué son, formación, influencia e impacto

definicion
que son las energias fosiles

Las energías fósiles (carbón, petróleo, gas) siguen siendo fundamentales para asegurar el transporte, la producción de electricidad, la calefacción, el funcionamiento de las fábricas … Pero son la principal causa de las emisiones de CO2 y sus reservas, aunque sigan siendo vastas, no son inagotables, a diferencia de las energías renovables.

¿Qué sabemos sobre su impacto? ¿Es posible reducir su consumo? En este artículo te explicamos que son las energías fósiles y cuál es su papel en el consumo mundial.

Introducción a los combustibles fósiles

La energía producida por la combustión de carbón, petróleo o gas natural se denomina «energía fósil». Estos combustibles, ricos en carbono e hidrógeno, son el resultado de la transformación de la materia orgánica enterrada en el suelo durante millones de años (de ahí el término «fósiles»). Se trata de energías no renovables ya que, una vez utilizadas, solo pueden reconstituirse en la escala del tiempo geológico.

Llamamos hidrocarburos a los compuestos químicos cuyas moléculas están formadas por átomos de carbono e hidrógeno. Son los principales componentes del petróleo crudo y del gas natural, así como de los productos derivados del petróleo de las refinerías.

El proceso de formación de los combustibles fósiles es lento. El carbón se forma tras el entierro y descomposición de plantas en cuencas sedimentarias. Los primeros carbones explotables se formaron hace 360 ​​millones de años.

El petróleo y el gas natural son hidrocarburos cuya formación comienza con una acumulación de materia orgánica de sedimentos en ambientes tranquilos y poco oxigenados. Entonces intervienen bacterias y variaciones de temperatura. Para ser útil, el petróleo crudo debe someterse a operaciones de refinamiento.

uso de las energias fosiles

Por otro lado el uranio 235 (235U), utilizado en reactores nucleares, se formó durante supernovas y precedió a la formación del Sistema solar, es decir, se formó hace mucho tiempo. Sin embargo, no puede calificarse como fósil porque es libre de carbono, pero sigue siendo un combustible no renovable.

¿Sabías qué? El carbón sigue siendo la principal fuente de producción de electricidad.

¿Cómo se forman los combustibles fósiles?

Los inicios de nuestro consumo masivo de las energías fósiles se remontan unos 200 años atrás y, en especial, durante la era de la Revolución industrial. A continuación te explicamos como se forma cada uno de ellos de manera más detallada.

El carbón

El rápido enterramiento de árboles y restos vegetales en determinadas cuencas sedimentarias provoca la formación lenta y progresiva del carbón, con sucesivos pasajes por turba, lignito, carbón y finalmente antracita, que es carbono casi puro.

La mayoría de los carbones explotables se formaron en el Carbonífero (hace 360 ​​a 300 millones de años) o más recientemente, en la era Terciaria. Extraído durante siglos, el carbón se extrae en minas subterráneas o superficiales. Fue uno de los factores que contribuyeron a la primera revolución industrial del siglo XIX.

El petróleo y el gas

La génesis de los hidrocarburos es un proceso que también se extiende durante millones de años. Comienza con la acumulación de materia orgánica en los sedimentos de ambientes poco oxigenados y tranquilos, como el fondo de mares cerrados o lagos.

Bajo la acción de las bacterias, se convierten en lodos y luego, bajo el efecto del aumento de temperatura provocado por el entierro paulatino, en «rocas madre». Allí se forman hidrocarburos (petróleo y gas) y luego comienzan a migrar a la superficie para concentrarse, si las condiciones son las adecuadas, en «rocas reservorias», en volúmenes cerrados (trampas) que constituyen depósitos.

Estos depósitos son más o menos accesibles. Primero deben ubicarse e investigarse, en una fase de exploración de varios pasos. Luego llega el momento de la explotación del yacimiento de hidrocarburos, un proceso largo, muy técnico, que requiere una gran inversión de capital y depende de las limitaciones económicas del momento.

El petróleo crudo no se puede utilizar tal cual. Tiene que ser transformado en combustibles y varios otros productos necesarios para las industrias química y plástica, mediante el refinado, un proceso de varios pasos. El petróleo ha sido el detonante de la segunda revolución industrial desde principios del siglo XX.

¿Cuál es el papel de los combustibles fósiles en la combinación energética?

Las energías fósiles representan ahora más de las tres cuartas partes del consumo mundial de energía primaria, en el transporte, la industria y la vivienda. También forman una gran mayoría (más de dos tercios) en la producción de electricidad, a pesar del continuo aumento de la participación de las energías renovables.

El carbón sigue siendo la principal fuente de generación de electricidad, gracias a su abundancia y bajo costo. Sin embargo, dado que emite una gran cantidad de gases de efecto invernadero, su desarrollo corre el riesgo de verse obstaculizado si la comunidad internacional intensifica sus esfuerzos para luchar contra el calentamiento global dando un «precio al carbono».

No obstante, es una energía esencial para el crecimiento de países emergentes grandes y densamente poblados, como China, India, Indonesia y Sudáfrica. Un conjunto de técnicas puede reducir las emisiones contaminantes vinculadas al uso de carbón y, por lo tanto, tender hacia el «carbón limpio», pero este proceso será largo y costoso de instalar.

En cuanto al petróleo y el gas, han estado en el corazón de la geopolítica global durante cuarenta años. Esto tiene una fuerte influencia en la evolución del precio del barril de petróleo.

¿Cuál es la influencia de las tecnologías en la explotación de combustibles fósiles?

Constantemente, las nuevas tecnologías están ayudando a modificar las condiciones económicas para la explotación de hidrocarburos, permitiendo el acceso a nuevos campos y bajando los costos de producción.

Por lo tanto, el panorama ha cambiado profundamente por la participación creciente de la explotación de petróleo y gas en alta mar (y, más recientemente, en alta mar). Las operaciones se realizan en aguas cada vez más profundas, gracias a tecnologías espectaculares.

En tierra, las técnicas de fracturación hidráulica y perforación horizontal han permitido a Estados Unidos desarrollar la explotación de gas y petróleo de esquisto, incluso dentro de las rocas generadoras. Las mejoras de estas tecnologías reducen gradualmente los impactos ambientales en la explotación de petróleos pesados ​​y arenas bituminosas.

El uso de lo digital optimiza la eficiencia de todos los procesos industriales, y en particular los de exploración y explotación de hidrocarburos.

¿El gas está experimentando un auge particular?

El gas es una fuente de energía que, por la misma cantidad de energía entregada, emite la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero que el carbón. Fácil de usar, puede desempeñar un papel útil como energía de transición hacia el objetivo distante de una economía libre de carbono.

Su disponibilidad y distribución en todo el mundo se ha visto facilitada por el desarrollo de gas natural licuado (GNL). Una vez que ha pasado por el proceso de licuefacción, el gas puede transportarse por todo el mundo en buques de GNL y luego regasificarse.

Por lo tanto, el GNL escapa a las limitaciones de la distribución por gasoductos fijos, gasoductos, sujetos a incertidumbres geopolíticas y que generalmente involucran contratos a largo plazo debido a las fuertes inversiones requeridas.

Así, Estados Unidos se convirtió en exportador de GNL en 2016, gracias al desarrollo del gas de esquisto, que tuvo un impacto significativo en el equilibrio global de los países productores y consumidores.

Es necesario comprender el impacto de las energías fósiles

Pero fue solo más tarde que nos alertamos sobre el hecho de que los recursos fósiles son limitados: están disponibles en cantidades finitas, sus reservas se agotan a medida que se explotan a diferencia de las energías renovables, y que su combustión es muy contaminante y genera gases de efecto invernadero.

Comprender el impacto de los seres humanos en el clima es fundamental. Los seres humanos queman combustibles fósiles: petróleo, carbón, gas natural, etc, principalmente para producir energía. Esta actividad produce cambios en la composición de la atmósfera al producir gases de efecto invernadero.

François-Marie Bréon, investigador del Laboratorio de Ciencias del Clima y Medio Ambiente (LSCE), explica cómo la emisión de estos gases puede modificar de forma permanente el equilibrio climático de nuestro planeta.

Deja una respuesta

      • Responsable: Eli & Elo vers l'infini y más allá.
      • Finalidad: responder a tu comentario, duda o solicitud.
      • Legitimación: diligencia precontractual.
      • Destinatarios: Sered (con servidores dentro de la Comunidad Europea), Gmail (con servidores dentro de Estados Unidos)
      • Duración: mientras dure la relación contractual, o 12 meses luego del último mensaje enviado.
      • Derechos: acceso, rectificación, cancelación, oposición, y cualquier otro especificado en la política de privacidad.

Para consultar más información adicional y detallada del sitio web, visita el aviso legal y la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.